“Anticanciones” contra la censura

Moddi - Hemisferio Boreal

La música no solo suena a amor, amistad o dolor. A veces las canciones cuentan injusticias, se sublevan contra el poder establecido y acaban siendo silenciadas por su hiriente contenido político. El cantautor noruego Moddi ha recuperado y trasladado a su terreno las más relevantes, desde Víctor Jara hasta Pussy Riot. (Foto: Jørgen Nordby)

Moddi no es un artista desconocido para nosotros. Ya te hablamos de él cuando visitó España para actuar en Días Nórdicos 2015, experiencia que repite en 2016, como puedes escuchar en nuestro programa especial dedicado al festival:

 

Meses antes de cantar en Días Nórdicos 2015, el cantautor noruego había cancelado un concierto en Tel Aviv como protesta por la nueva ofensiva que Israel estaba llevando a cabo hacia los territorios palestinos. La cancelación produjo cierto revuelo mediático y llegó a oídos de Birgitte Grimstad.

Grimstad es una conocida cantautora noruega que, a comienzos de los años 80, escribió una canción dedicada a Eli Geva, un oficial del ejército israelí que se convirtió en todo una icono pacifista al negarse a llevar sus tropas al ataque en la invasión de Beirut de 1982. Grimstad intentó cantar “Eli Geva” en su segunda gira por Israel ese mismo año pero las autoridades se lo prohibieron. El embajador noruego, que iba a asistir al concierto de Birgitte Grimstad en Jerusalén, amenazó con abandonar el recital si Grimstad cantaba “Eli Geva”. La canción ha estado silenciada más de 30 años.

La cantautora trasladó a Moddi la historia de su canción, y este la versionó en inglés y la incluyó en su repertorio en varias ocasiones, provocando encendidas reacciones entre el público. Según el propio Moddi afirma, “había gente que abandonaba la sala porque no estaban de acuerdo con la letra de la canción. Había gente que lloraba porque se acordaba de la guerra. Fue muy extraño darme cuenta de que una pequeña canción puede contener tantas historias”, y eso que habían pasado más de 30 años desde que tuvieran lugar los acontecimientos a los que se refiere la letra.


«So when at last the order came
Cold blows the wind to me
The world knew Eli Geva’s name
The world knew Eli Geva’s name
Stood up against that cold, cold wind
Come blow his name to me.»

“Eli Geva”, Moddi


Este hecho hizo plantearse al noruego el poder que tienen las canciones censuradas más allá de un momento concreto y comenzó la búsqueda de música silenciada a través de todas las culturas del mundo. Se encontró con un narcocorrido mexicano de 1990, titulado “Loro, cabra y gallo”, una pieza del poeta palestino Mahmoud Darwish, “Oh Padre, yo soy José”; conoció a Việt Khang, que tras la publicación de su canción “¿Dónde está mi Vietnam?” fue encarcelado por propaganda antigubernamental, o cualquiera de las canciones de Víctor Jara, el artista folk chileno que fue asesinado por los golpistas de Pinochet en 1973.

El resultado de la búsqueda fueron 400 canciones, entre las que también había hueco para la música sami, silenciada por los noruegos durante siglos y la reciente “Virgin Mary, Put Putin Away” de las rusas Pussy Riot, canción por las que fueron condenadas a prisión tras haberla interpretado en una iglesia ortodoxa:

 

Adaptada al inglés bajo el título de “Punk Prayer” y con el propio estilo musical de Moddi, el de Pussy Riot es uno de los 12 temas seleccionados por el cantautor para su cuarto disco de estudio, “Unsongs”. Además, es el primer single del álbum:


«Holy Mary, be a feminist.
Pray not for the mighty but the meek.
Drive away the lies that they speak.
Our lady, hear our prayer unto thee.»

“Punk Prayer”, Moddi


“Unsongs”, el disco de canciones censuradas y silenciadas que sale a la venta en otoño de 2016, nace además con la intención del artista de volver a dotar al pop de contenido. “Para mí, crear este álbum ha sido como abrir una puerta al mundo, en un momento en el que se reconstruyen muros y nuevas puertas son cerradas cada día. Estas canciones me han hecho apreciar un poco más el mundo. Aunque tratan temas muy serios, me llenan de esperanza. Una prueba de que la música es con frecuencia más fuerte que el silencio”.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Anticanciones” contra la censura

  1. Pingback: Un piano para salvar el Ártico | Hemisferio Boreal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s