Las cinco claves del hogar feliz

Mientras la pandemia de coronavirus nos obliga a confinarnos entre cuatro paredes, encontramos en el norte la solución para sentirnos más a gusto en casa. Además, te traemos el mejor pop nórdico y el consejo de varios artistas de la zona con los que evadirte de los problemas de fuera y de dentro.

Borta bra men hemma bäst es un antiguo proverbio sueco que literalmente se traduce como “afuera se está bien, pero mejor en casa”, o lo que es lo mismo, como en casa, en ningún sitio. La falta de luz natural en invierno, un clima complicado y un concepto de vida social muy diferente al de los países latinos y mediterráneos convierten a los nórdicos en auténticos expertos sobre cómo disfrutar del interior de nuestras casas.

En muchos lugares del mundo, la pandemia de covid-19 ha obligado a la población a recluirse en sus hogares. Quizás es buen momento para preguntarnos qué podemos hacer para que la estancia forzosa en la vivienda no resulte tan incómoda. En este post aportamos algo de luz al respecto. Además, hemos preparado un “especial confinamiento” de nuestro programa de radio con pop relajante electrónico, indie e incluso con toques de jazz: Frida Sundemo, Konradsen, Sätilä, Birgitta Alida, Kleerup feat. Jenny Wilson, Agnes Obel, Low Roar… Y hemos preguntado a alguno de los autores e intérpretes de esas canciones como Jay Jay Johanson, qué tal llevan ellos la cuarentena. Además, lo mezclamos todo con paisajes sonoros de interior. Ponte los auriculares (recomendado aunque no imprescindible), inspira profundo y dale al play.

En los últimos años, el mundo editorial de diseño y moda nos ha bombardeado con un sinfín de supuestas filosofías nórdicas del bienestar en el hogar. Primero fue el hygge danés, un concepto relacionado con la felicidad de sentirse como en casa, crear un ambiente cálido y acogedor y encontrarse cómodo disfrutando del presente. Poco después llegó el lagom sueco, idea referida a la forma de decorar una vivienda basada en el equilibrio: la medida justa, austeridad, colores neutros, sostenibilidad, sencillez… Y por último, Finlandia exportó el kalsarikännit, una costumbre tan arraigada que hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores del país la convirtió en emoji para una campaña de comunicación hace unos años. Se trata de beber en casa a solas en ropa interior y sin intención alguna de salir.

Interiør Strandgade 30, Vilhelm Hammershoi (1894)

Modas aparte, ¿qué es lo que hace que un hogar sea “feliz”? A esta pregunta trata de responder un estudio del Instituto de Investigación de la Felicidad. Sí, tal institución existe y tiene su sede en Copenhague. El IIF es un organismo independiente cuya misión pasa por medir algo tan subjetivo como la felicidad y divulgar estudios que propongan herramientas para mejorar la calidad de vida de las personas.

El Informe sobre el Buen Hogar

En este sentido, el IIF sacó a la luz el Informe sobre el Buen Hogar en 2019. El trabajo está basado en 13000 encuestas realizadas a personas de todas las edades y de 10 países diferentes, de los cuales Dinamarca es el único nórdico. Y entre las conclusiones, destacan que el 73% de la población que cree que es feliz de alguna forma, es feliz también en su hogar. Un hogar feliz supone, al menos, el 15% de nuestra felicidad, un porcentaje mayor que la salud física, el empleo o el estatus social. Solo se ve superado por la salud mental.

El estudio del IIF danés se basa en cinco sentimientos que siempre despierta en nosotros el hogar: orgullo, confort, identidad, seguridad y control. Estas cinco premisas habitualmente cubren nuestras necesidades y, por tanto, nuestra sensación de felicidad. Y entre ellas destacan dos: el orgullo y el confort constituyen más del 60% de aquello de lo que depende nuestra felicidad en casa. El orgullo supone tener en alta estima lo que hemos conseguido hacer con nuestra vivienda y precisamente es lo más complicado de conseguir. El confort es eso que nos hace sentir apartados del estrés provocado por el mundanal ruido.

Interior, Laurits Andersen-Ring (1899)

Teniendo en cuenta las premisas anteriores, el IIF resume en cinco las claves fundamentales para encontrarnos en un “hogar feliz” y aumentar, de esta manera, nuestro nivel de bienestar vital aunque no siempre sea fácil de conseguir.

  1. Nuestro espacio tiene que estar adecuadamente acondicionado.
  2. Ha de ser adaptable a nuestras necesidades futuras, que pueda acompañarnos en nuestros cambios vitales.
  3. Ha de ser espacioso, aunque el tamaño no lo es todo. No significa que nuestra vivienda tenga que ser grande sino que su espacio esté organizado respecto a nuestros intereses.
  4. Tenemos que considerar como propio nuestro hogar, pero no tenemos por qué ser los propietarios del mismo. Simplemente la clave está en hacerlo nuestro.
  5. La vivienda ha de tener suficientes habitaciones, una para cada residente.

Confinados en Escandinavia

Además de la música me encanta hacer repostería, jugar con mi perra Lila y hablar con mi familia, que vive en Tromsø”

Birgitta Alida

“Ahora tengo más tiempo para leer, escribir y componer. Paso muchas horas ante el piano, papel y bolígrafo en mano”

Jay Jay Johanson

“Durante estos días recomiendo organizar la casa a fondo, por ejemplo, siguiendo los preceptos de Marie Kondo”

Frida Sundemo

Hemos querido preguntar a varios cantantes y compositores escandinavos qué supone para ellos su hogar, y más en un escenario de confinamiento como el que Europa en especial está viviendo en la primera mitad de 2020. Birgitta Alida vive en Bergen, en un piso frente a las montañas y cerca del mar (en nuestro anterior programa te contamos el espectacular enclave en el que se encuentra situada la segunda ciudad de Noruega). “Cuando estoy en casa trato de mantenerme ocupada creando un montón de música junto a mi pareja, Pablo. Estos días hemos grabado vídeos haciendo pequeños conciertos desde el salón y los hemos emitido en streaming“. También le encanta la repostería, “hago gofres, juego con mi perra Lila y hablo por videollamada con mi familia, que está en Tromsø”. Al polifacético Jay Jay Johanson, el cierre de fronteras en Europa le pilló a mitad de gira. “Todos mis conciertos de primavera y verano han sido cancelados”. Sin embargo, opina que no hay mal que por bien no venga. “Ahora tengo más tiempo para leer, escribir y componer. Paso mucho tiempo ante el piano, papel y bolígrafo en mano. También estoy escuchando mucha música ambient y jazz”.

“El hogar, para mí, es un lugar seguro y tranquilo aislado del mundanal ruido y en el que puedo ser yo mismo”

Teemu Sätilä

“Yo también estoy muy preocupada estos días, pero creo que es importante que mantengamos la esperanza y pensar que todos juntos podremos superarlo”, nos cuenta la cantautora pop sueca Frida Sundemo, que nos recomienda organizar nuestra casa a fondo y para ello poner en marcha los preceptos de Marie Kondo. “Además me encanta el bricolaje, así que he pasado tiempo construyendo una nueva mesa de estudio”.  

En Finlandia la mayoría de los hogares cuentan con una ventaja añadida para relajarse durante un confinamiento, “en muchas casas finlandesas tenemos sauna”, dice el joven artista electrónico Teemu Sätilä, que haciendo alusión al estudio del Instituto de Investigación de la Felicidad, señala que el hogar ha de ser un lugar seguro y tranquilo, “aislado del mundanal ruido y en el que puedo ser yo mismo”. Y es en esa tranquilidad deseada en la que surgen ciertas reflexiones sobre el momento tan extraño que estamos viviendo. “Esta situación nos ha enseñado que no podemos controlar todo lo que ocurre. Está siendo un buen ejercicio para lidiar con sensaciones como la ansiedad que provoca la incertidumbre sobre el futuro. Y también para pensar en los demás, no solo en nosotros mismos”, dice Sätilä. Frida Sundemo añade a este respecto que “a lo mejor podemos echar un vistazo a nuestra agenda y fijarnos en esos amigos o conocidos que sabemos que están pasando estos días solos. No está de más hacer alguna videollamada con ellos”.

Recuerda que escuchando nuestra playlist especial dedicada al confinamiento descubrirás un sinfín de canciones que conseguirán hacer que te evadas miles de kilómetros al Norte.

Cuadro de portada: Rincón Agradable, Carl Larsson (1894)

4 comentarios sobre “Las cinco claves del hogar feliz

  1. Como siempre una delicia. Y la selección de música es estupenda. Para reescucharlo con calma muchas veces.
    ¡Enhorabuena!
    Los cuadros maravillosos, por cierto.
    (Y, aunque el tamaño no sea lo más importante, en estos días no me importaría cumplir con las 5 claves, ¡jeje!)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s