Estonia y su presidente hipster

Toomas Hendrik Ilves - Hemisferio Boreal

El presidente de Estonia (en la foto), reconocido apasionado de la música de rockeros actuales como PJ Harvey y amante de las nuevas tecnologías, acaba de lanzar un disco con grandes joyas del rock… Eso sí, sin cantar ni componer.

“Dime qué música escuchas y te diré cómo eres”. Esta adaptación libre del popular refrán puede servir para cualquiera de nosotros. La música acompaña la mayor parte de los momentos de nuestras vidas, los buenos y los malos, los memorables y los que es mejor olvidar. Seguro que podríamos definirnos con una playlist de canciones que nos gustan o que, de una u otra forma, nos han influido en nuestra trayectoria vital.

Algo así ha hecho el presidente de Estonia, que ha publicado su propio álbum discográfico. En él, Toomas Hendrik Ilves no canta ni compone. Como su propio título indica, ‘Teenage Wasteland – Favourites 1963-1978’, supone una recopilación benéfica de canciones que influyeron al actual máximo mandatario de Estonia durante esa etapa caótica y sin rumbo fijo que es la juventud.

Portada del disco recopilatorio del presidente estonio

Portada del disco recopilatorio del presidente estonio

Ilves, el e-presidente

Antes de continuar con la noticia, hagamos un pequeño resumen biográfico de Toomas Hendrik Ilves. Nació en Estocolmo en 1953, hijo de refugiados estonios que huían del estalinismo en la Unión Soviética (Estonia fue invadida por la URSS en 1940). Vivió su infancia y su adolescencia en Estados Unidos. Estudió en la Universidad de Columbia (Nueva York) y se especializó en psicología por la Universidad de Pensilvania, en 1978. En los 80 volvió a Europa y trabajó como analista político para una radio de Munich. Tras la caída del Muro de Berlín y la desmembración de la Unión Soviética, fue embajador de Estonia en Estados Unidos y Canadá, y trabajó en común con el ministro de educación estonio para conectar a internet todas las escuelas de su país, algo que tardaría 15 años en ocurrir en otros países occidentales. Posteriormente fue designado ministro de exteriores y más tarde miembro del Parlamento Europeo.

En 2006 (y hasta el momento actual), los estonios lo eligieron presidente de la república. Desde entonces, Toomas Hendrik Ilves ha impulsado el desarrollo tecnológico del país, poniendo a Estonia a la cabeza del mundo en el terreno de las nuevas tecnologías. Durante su mandato, Estonia entró en el euro y se convirtió en la primera nación del planeta en ofrecer una e-residencia internacional.

El presidente Ilves, en una intervención en Naciones Unidas. Foto: upnorth.eu

El presidente Ilves, en una intervención en Naciones Unidas. Foto: upnorth.eu


«El rock salvó mi vida»


Volvamos a la juventud del “presidente hipster” en Estados Unidos, esa juventud que reflejan las canciones de su disco recopilatorio ‘Teenage Wasteland’. “Estas eran las canciones que escuchaba por las noches con un pequeño transistor de radio mientras yo crecía, canciones que ofrecían redención vital en ese momento que The Who llamaron ‘Teenage Wasteland’ (el páramo de la adolescencia). Es curioso que lo diga ahora, con 62 años, pero el rock salvó mi vida”, cuenta Ilves a los medios estonios en el lanzamiento de su álbum.

El disco  ‘Teenage Wasteland – Favourites 1963-1978’ incluye 16 himnos del rock en todas sus variedades. 16 éxitos que “redimieron” la juventud del presidente estonio, desde el ‘Panic in Detroit’ de David Bowie hasta el ‘I Wanna Be Sedated’ de The Ramones pasando por ‘Virginia Plain’ de Roxy Music o ‘Tales of Brave Ulysses’ de Cream. “Esta no es la colección de todas mis canciones favoritas, puesto que también incluiría todo tipo de canciones de esa época, conocidas por la mayoría de los estonios -hits de los Beatles o de los Rolling Stones, por ejemplo”.

El presidente estonio firmando discos, en la presentación del recopilatorio. Foto: Rene Suurkaev

El presidente estonio firmando discos, en la presentación del recopilatorio. Foto: Rene Suurkaev

Además, el rock tiene para el presidente de Estonia otra dimensión más profunda que a veces cuesta entender a las generaciones actuales de jóvenes que viven en los países democráticos occidentales. Como señalaba en una entrevista para el diario The St. Petersburg Times en 2014, los músicos de rock sufrieron la censura y la persecución de los regímenes soviéticos en Estonia hasta la caída de la URSS. “Ese es el papel que cumple el rock’n’roll: tocar la sensibilidad de la gente lo suficiente para hacer cambiar el comportamiento de los ciudadanos, las actitudes sociales y los gobiernos”.

¿Imaginarías al presidente del gobierno de tu país diciendo estas palabras? El propio Ilves ha señalado que las canciones incluidas en “Teenage Wasteland – Favourites 1963-1978” le han ayudado a definir sus gustos musicales actuales, que van desde el punk hasta el grunge y el indie rock de Wolf Alice, PJ Harvey o el estonio Vaiko Eplik, que estuvo en la presentación del disco recopilatorio el pasado 3 de diciembre en Tallinn, acompañando al “presidente hipster”, y con el que terminamos este reportaje:

Como hemos señalado anteriormente, los beneficios de las ventas de ‘Teenage Wasteland – Favourites 1963-1978’ van a parar a Minu Unistuste Päev (My Dream Day), una organización sin ánimo de lucro que lucha por hacer realidad los sueños de niños estonios con enfermedades crónicas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s