El sueño de Jutlandia: de Hamlet al pop danés

maxresdefault

No sabemos qué pensaría el shakespeariano y soñador hijo del rey de Dinamarca si levantara la cabeza tantos siglos después. Probablemente se asombraría ante el drama de la crisis económica mundial, el cambio climático y muchas calamidades más. Sin embargo, seguro que disfrutaría con la música nórdica y báltica actual. A continuación, proponemos un viaje sonoro que empieza en Noruega y que acaba demostrando que el sueño de Jutlandia del que hablaba Hamlet, sigue vivo.

Para buscar la esencia de los sueños nórdicos hay que adentrarse en las profundidades de los bosques noruegos. Una manera de hacerlo es subiéndose al Flamsbana, un tren turístico que sale de la localidad Flam y que recorre kilómetros de naturaleza salvaje entre montañas y cascadas. Sorteando sinuosas curvas de hierro comenzamos la tercera entrega radiofónica de ‘Hemisferio Boreal‘, que puedes escuchar a continuación:

http://www.ivoox.com/hemisferio-boreal-003-01-12-2013_md_2606048_1.mp3″ Ir a descargar

Sentada en uno de los vagones del Flamsbana nos encontramos con Susanne Sundfor, una cantante noruega que dibuja con su voz el paisaje escarpado del país nórdico y lo mezcla con sonidos electrónicos. Debutó en las listas de ventas con solo 19 años, y su confirmación llegó en 2010 con el álbum ‘The Brothel‘, que pasó 30 semanas sin moverse del top de los más vendidos. En 2012 publicó su cuarto disco, ‘The Silicon Veil’, que según ella “mezcla dos mundos: el ancestral, con bosques y ruinas, y el contemporáneo, hecho de tecnología y silicona”. Para amenizar el trayecto en tren hemos pedido a Susanne que cante ‘Running to the sea’, el tema que le han compuesto el dúo electrónico Röyksopp.

SofieFredericksSprung

Susanne Sundfor (Foto: Sofie Fredericks Sprung)

Si seguimos soñando con fuerza podemos llegar a Letonia, el país báltico que ha visto nacer a unos auténticos soñadores musicales: The Sound Poets. Janis, Normunds, Undine, Gints y Peteris forman este grupo que se dio a conocer con el single ‘Emilija‘, canción considerada por la crítica letona como la mejor de 2012. El quinteto basa su sonido en el poder de las cuerdas y de la voz y en la energía de sus sugerentes composiciones que invitan a imaginar paisajes brumosos.

Unos kilómetros al norte, en Estonia, otra voz. Ésta con muchos años de experiencia. Siiri Sisask es de esas cantantes y compositoras que han llegado al éxito musical tras décadas de trayectoria artística. Durante los 80 fue un rostro popular en la pequeña pantalla estonia ya que actuó en cantidad de películas y series. Forjó sus cuerdas vocales en una docena de grupos de muy diverso tipo (pop, improvisaciones, coros) y a finales de los 90 recibió el espaldarazo definitivo con la publicación de su disco ‘Mis maa see on’, cuyo single homónimo se ha convertido en todo un himno en su país. Ahora Siiri Sisask recorre el mundo dando a conocer la música báltica a través de sus cuerdas vocales.

Poco a poco vamos cerrando el círculo de los sueños nórdicos, uno de cuyos principales exponentes es una niña que nace en una casa rural sueca a punto de estallar la II Guerra Mundial. Van pasando los años y Barbro se va convirtiendo en toda una soñadora. Primero imagina que es una deportista de éxito, y a los 13 años, se alza como campeona juvenil de salto de altura en el norte de Suecia. Después siente que su mayor potencial no reside en sus piernas de saltadora, sino en su voz. Transcurren los 50 y Barbro se presenta a un concurso musical. Con apenas 15 años, se fija en ella el ilustre compositor Simon Brehm. Comienza entonces una meteórica carrera como cantante que la catapulta a la fama no solo por su voz, sino también por su belleza. Mito erótico nórdico, artista reconocida, actriz… Barbro pasó a llamarse Lill-Babs (“Pequeña Bárbara”) y hoy en día, con más de 70 años, sigue subiéndose a los escenarios con la misma sonrisa con la que ganó su primer concurso musical en los 50.

The_Beatles_and_Lill-Babs_1963 2

Lill-Babs con los Beatles en 1963

Si hay un soñador escandinavo por excelencia, ese es Hamlet, el Príncipe de Jutlandia creado por William Shakespeare. Personaje taciturno y melancólico, Hamlet vivía por y para sus sueños. ¡Morir…, dormir! ¡Dormir!… ¡Tal vez soñar! ¡Sí, ahí está el obstáculo! ¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino de la vida! Los soñadores nórdicos siguen existiendo en la actualidad. El éxitoso dúo danes De Eneste To les dedica una canción, ‘Østjylland Dreaming’, que habla sobre esas personas en Jutlandia que, aunque olvidadas y apartadas de la vorágine del mundo, se consideran de todo menos perdedoras.

¿Llegará el día en que vivamos la revolución de los soñadores?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Programas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s